La televisión ha penetrado durante mucho tiempo en nuestra vida y ha echado raíces