Cuando era niño, no pensé en qué mano tomar un lápiz o un bolígrafo.