Las manos siempre se han considerado como la parte más vulnerable del cuerpo humano,