En su jardín de invierno, no hay nada que atrapar en el ojo, todo