Las plantas son mucho más conscientes del estado del suelo. Ya hemos hablado de