La vida de verano, por supuesto, inspira. Algunos escriben poemas dedicados a su jardín